Captura de Pantalla 2021-12-13 a la(s) 20.07.18.png

The Art Class Museum

(2021)

Proyecto pedagógico. Museo en Instagram de arte estudiantil.

@TheArtClassMuseum tuvo como objetivo mostrar y generar conversaciones en torno a los procesos creativos, reflexiones y proyectos de les jóvenes artistas que cursaron la asignatura "Pensamiento creativo en las artes" III y IV, que impartí durante todo el 2021 a alumnes de tercer año de bachillerato.

  • Instagram

Este proyecto surge en el contexto del segundo año de la pandemia, en el que comencé a dar clases de arte en línea a estudiantes de preparatoria. The Art Class Museum comenzó simplemente como una plataforma en la que compartía los resultados de las tareas, proyectos y ejercicios que hacíamos en el contexto de la clase, respondiendo a la necesidad de compensar el espacio de convivencia perdido - que es fundamental en cualquier clase de arte - , y estrechar los lazos que podían generarse, aún a distancia, dentro del grupo. Este espacio no solo permitía que les alumnes pudieran disfrutar y aprender del trabajo de sus compañeres, sino que también se volvía una forma de dignificar su trabajo y  reconocer el inmenso esfuerzo que implicaba mantener la motivación, la creatividad y el pensamiento artístico en un contexto tan hostil como el que nos encontrábamos atravesando. 

Sin embargo, este proyecto fue tomando forma y sentido conforme el curso fue avanzando, a tal grado de convertirse en una herramienta pedagógica interesante no solo para el cuerpo docente de la institución en la que trabajaba sino también para el gremio artístico en el que me desenvuelvo. La reflexión sobre este espacio sigue en proceso, es quizá aún pronto para tener conclusiones puntuales sobre los logros y alcances que ha tenido; por el momento podemos decir que The Art Class Museum ha movilizado las siguientes ideas respecto  la educación artística, la educación a distancia y mi propia práctica artística desde la docencia:

  • La escuela en línea debe ser congruente con el aquí y el ahora. Las redes sociales pueden ser potentes herramientas para desbordar el diálogo y hacer conexiones significativas (¡y no artificiales o vanas!). Para las generaciones más jóvenes el internet ya no es un no-lugar, sino un territorio habitable en toda forma.

  • El uso y manejo de esta plataforma funcionó también como un ejercicio curatorial básico que no solo puede ejercer la profesora sino les mismes alumnes, introduciendo así el proceso creativo y cognitivo que realiza une curadorx (que jamás se cubre explícitamente a nivel bachillerato) de manera clara, útil y accesible.

  • La retroalimentación de un "público" fuera del salón de clases permitió que las reflexiones visuales y poéticas que producimos durante meses de hecho cumplieran su propósito comunicante y llegaran a alguien: generaran el puente, hicieran la pregunta en voz alta y no al vacío o a las sombras

  • La educación artística a nivel básico tiene un inmenso camino por recorrer (inmenso, de verdad). The Art Class Museum fue también una invitación a volcar la mirada del arte-educación en la formación artística de les jóvenes. Hay muchos proyectos enfocados en las infancias y muchos más en los estudiantes universitarios, y pareciera que les adolescentes de entre 13 y 18 años quedan constantemente a expensas de programas de arte en los que no tiene cabida su potente imaginación, su inflamable curiosidad y su furiosa necesidad de aprehender el mundo y entender su papel en el mismo.